jueves, 12 de septiembre de 2013

El topillo y su posible tratamiento hacen saltar las alarmas entre los cazadores de Castilla y León

La Federación Castellano Leonesa de Galgos, ha manifestado su más absoluto rechazo a las medidas tomadas por el Comité Científico de la Comisión de Roedores de la Junta de Castilla y León, en la que se aprobó, entre otras medidas, la quema de cunetas y, si es necesario, la utilización de raticidas o rodendicidas en las zonas donde los topillos están repuntando...   Seguir leyendo

lunes, 1 de julio de 2013

Condenan a dos criadores de palomas por el envenenamiento de dos águilas perdiceras en Aragón

La Audiencia Provincial de Zaragoza ratifica en una nueva sentencia la condena dictada en primera instancia que obligaba al pago de una multa de 5.760€ y de 33.015€ en concepto de responsabilidad civil por las dos águilas perdiceras envenenadas.

La Audiencia Provincial de Zaragoza ha confirmado la sentencia del Juzgado de lo Penal número 5 de Zaragoza que condenó a dos miembros de una sociedad de colombicultura (cría de palomas) de Valmadrid (Zaragoza). A cada uno de ellos se les ha condenado al pago de una multa de 8 euros diarios durante 24 meses por la comisión de dos delitos contra la fauna (art. 334 y 336 del Código Penal), se les inhabilita para cazar durante cuatro años y se les imponen parte de las costas del proceso.

Además, los condenados deben indemnizar, en concepto de responsabilidad civil, ala Administración de la Comunidad Autónoma de Aragón por el valor de las dos águilas perdiceras, fijado en 33.015€ en base a la valoración incluida en el Plan de Recuperación del águila perdicera en Aragón, aprobado por el Decreto 326/2011 de 27 de septiembre.

La sentencia dictada por el juzgado de lo Penal fue recurrida por los acusados ante la Audiencia Provincial que ahora ratifica la condena inicialmente adoptada.

David de la Bodega, coordinador del Life+VENENO afirma: “Esta nueva sentencia ratifica las consecuencias penales del uso de cebos envenenados y reconoce el impecable trabajo de investigación realizado por los agentes de protección de la naturaleza de Aragón y el Seprona para el esclarecimiento de los hechos”. Y añade: “La personación del Gobierno de Aragón en la causa ha supuesto sin duda un apoyo imprescindible para todo el proceso que debería servir de ejemplo a otras comunidades autónomas. Le corresponde ahora a la administración aragonesa dictar las medidas de recuperación del medio afectado por el veneno, que deberán ser asumidas por los condenados”.

El caso

Los hechos sucedieron el pasado 8 de marzo de 2011, cuando Agentes parala Proteccióndela Naturalezade Aragón y miembros del Servicio parala Proteccióndela Naturalezadela Guardia Civil(Seprona) recuperaron los cadáveres de dos águilas perdiceras envenenadas en el paraje de Rebollar, a escasos trescientos metros de las instalaciones de una sociedad de colombicultura, en el término municipal de Valmadrid.

Las investigaciones dieron lugar a la imputación de tres personas como presuntas autoras de un delito relativo a la protección de la flora, la fauna y los animales domésticos. Dos de ellos reconocieron a los agentes y ante el Juzgado de Instrucción la colocación en terrenos próximos a su propiedad de cebos con venenos para ahuyentar a los zorros que merodeaban por las cercanías y amenazaban su palomar.

Situación del águila perdicera en Aragón

El águila perdicera es el ave rapaz más amenazada de Aragón, donde cuenta con una treintena de parejas. La tendencia de su población es claramente regresiva, especialmente en las provincias de Huesca y Teruel donde, en 2010 se habían contabilizado tres y diez parejas respectivamente de las treinta mencionadas.

Por esta razón está catalogada como “en peligro de extinción” en el Catalogo de especies amenazadas de Aragón, que es la máxima categoría de amenaza contemplada por la legislación autonómica.

El proyecto Life+ VENENO tiene como objetivo lograr una disminución significativa del uso de veneno en España. El proyecto, con un presupuesto de 1,6 millones de euros, de los cualesla Comisión Europea cofinancia el 40% yla Fundación Biodiversidad el 26%, se desarrolla entre 2010 y 2014.

SEO/BirdLife, el Fondo parala Conservacióndel Buitre Negro yla Juntade Comunidades de Castilla-La Mancha son los beneficiarios del proyecto. Los cofinanciadores son el Cabildo de Fuerteventura,la Juntade Andalucía y el Gobierno de Cantabria.La Editorial AméricaIbéricacolabora con el proyecto y otras doce comunidades autónomas y un cabildo participan en diferentes acciones.

jueves, 14 de marzo de 2013

Comienza el periodo más grave de uso de cebos envenenados en el campo

SEO/BirdLife y la Real Federación Española de Caza (RFEC) recuerdan a todos los colectivos implicados la necesidad de intensificar las labores de investigación para evitar este delito.

Entre marzo y junio, cuando se suspende la temporada de caza, se producen la mayoría de los episodios de envenenamiento de fauna silvestre registrados en el medio natural.

La finalización de la temporada de caza a mediados del mes de febrero marca el inicio del periodo más grave en el uso de cebos envenenados. Este espacio de tiempo coincide con los meses en los que se produce la cría de la perdiz, intensificándose el uso de cebos envenenados para eliminar zorros o aves rapaces que depredan sobre ésta y otras especies como el conejo. Se trata de una forma de control de la depredación devastadora y no selectiva que afecta todos los años a numerosas especies amenazadas, y que además está considerada un delito según el artículo 336 del Código Penal.

Asunción Ruiz, Directora Ejecutiva de SEO/BirdLife, señala que “a pesar de ser un delito que afecta a nuestros patrimonio natural y pone en peligro nuestra propia salud, desgraciadamente se sigue utilizando este método ilegal para controlar depredadores. Durante este periodo es fundamental el incremento de las labores de investigación y prevención que los agentes de la autoridad realizan para controlar el uso del veneno, especialmente en aquellas zonas donde se estén registrando casos de envenenamiento. Es inaplazable la erradicacion del uso del veneno en el campo”.

La RFEC anima a todos los miembros del colectivo cinegético a ser implacables con todos aquellos que utilizan veneno, ya que “su uso no sólo produce un gran desequilibrio medioambiental sino que daña la imagen de todo el colectivo, comprometido en la lucha contra esta práctica ilegal”.

Uso de cebos envenenados

A pesar de ser ilegal y no efectivo, el veneno se sigue utilizando para eliminar depredadores. La colocación de cebos envenenados es una práctica arraigada en nuestros campos, completamente ineficaz para los objetivos que persigue, además de un método masivo, no selectivo y cruento para la fauna. Por ello, está prohibido por la legislación nacional y autonómica y aparece tipificado como delito en el Código Penal. El veneno en el campo supone un riesgo para la salud pública, para el medio ambiente y para nuestras mascotas.

SEO/BirdLife es coordinador del proyecto Life+ VENENO que tiene como objetivo lograr una disminución significativa del uso de veneno en España. El proyecto, con un presupuesto de 1,6 millones de euros, de los cuales la Comisión Europea cofinancia el 40% y la Fundación Biodiversidad el 26%, se desarrolla entre 2010 y 2014.

domingo, 24 de febrero de 2013

Un detenido por envenenamiento de fauna Torrente de Cinca (Huesca)

Heraldo de Aragón  - La Guardia Civil y el Gobierno de Aragón investigaban diversas muertes de animales desde hace cuatro años. La detención por el Seprona de una persona como presunta autora de envenenamientos continuados de ejemplares de fauna silvestre se considera un nuevo paso importante en la lucha contra esta práctica delictiva. Dicha detención ha sido el fruto de inspecciones e investigaciones realizadas en los últimos cuatro años y en los que es de destacar la implicación tanto de agentes para la protección de la naturaleza del Gobierno de Aragón como del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil; así como la determinante labor forense y diagnóstica del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de La Alfranca, dependiente de la Dirección General de Conservación del Medio Natural y del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos contratado a tal fin por la mencionada Dirección General.

El primer caso de envenenamiento en Torrente de Cinca se detectó, tras la comunicación de un particular del fallecimiento súbito de dos perros de su propiedad, el 8 de marzo 2009. Sus cadáveres fueron trasladados por un agente para la protección de la naturaleza del Gobierno de Aragón al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de La Alfranca, al objeto de que se realizara el correspondiente estudio forense que determinara las causas de la muerte. Finalizado éste por personal veterinario de dicho centro, se consideró que el cuadro de lesiones observado resultaba compatible con un envenenamiento, motivo por el cual se enviaron muestras al Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (CSIC / Universidad de Castilla- La Mancha/Junta Castilla-La Mancha) para la realización de los oportunos análisis toxicológicos. Estos análisis toxicológicos desvelaron que los perros habían sido envenenados con un plaguicida cuyo uso agrícola estaba ya prohibido y, dichos resultados, fueron puestos en conocimiento de la Fiscalía Provincial de Huesca y del Servicio Provincial de Medio Ambiente de Huesca.

Inspecciones

Los agentes para la protección de la naturaleza del Gobierno de Aragón del Área Medioambiental del Bajo Cinca continuaron realizando inspecciones periódicas, fruto de las cuales se hallaron el 9 y el 14 de febrero de 2011 y el 28 de mayo de 2012 los cadáveres de un águila real y sendos aguiluchos laguneros, cuyos estudios forenses y análisis toxicológicos demostraron que su muerte había sido igualmente causada por envenenamiento intencionado con la misma sustancia. Ante la comprobación de la gravedad de los hechos y considerando que el uso de venenos como medio de caza está tipificado como delito por el Código Penal, el Director del Servicio Provincial de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de Huesca envió el expediente completo a la Fiscalía Provincial en octubre de 2012.

La investigación, desarrollada posteriormente por agentes del seprona, permitió detectar el pasado mes de enero nuevos cadáveres de diferentes especies de aves rapaces, dictaminándose de nuevo, en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre, el envenenamiento como posible causa de su muerte. Hecho corroborado por los posteriores análisis toxicológicos y que han permitido la detención de un sospechoso. En caso de que se inicie un procedimiento judicial, la Dirección General de Conservación del Medio Natural propondrá, como en casos similares anteriores, la personación del Gobierno de Aragón en la causa y seguirá impulsando el Plan de Acción para la erradicación del uso ilegal de venenos en el medio natural en Aragón, aprobado en 2007 por el entonces Departamento de Medio Ambiente.

Leer la noticia original publicada en HERALDO DE ARAGÓN.

Tambien Noticia aparecida en ARAGÓN DIGITAL

lunes, 21 de enero de 2013

Detenidas dos personas por su presunta relación con la muerte del oso de Porley

Dos vecinos de Porley han sido detenidos esta mañana y han prestado declaración, en las dependencias de la Guardia Civil de Cangas del Narcea, acusados de ser los autores de la colocación del lazo en el que quedó atrapado el oso muerto el pasado 26 de agosto en la localidad canguesa. Tras prestar declaración han sido puestos en libertad con cargos horas después.

Se les imputa un delito contra la fauna, especialmente grave, ya que el oso es una especie en peligro de extinción.

El suceso ocurrió el pasado 26 de agosto cuando un joven macho de unos 5 años y más de 100 kilos quedaba atrapado en un lazo furtivo a escasos 200 metros del pueblo. El oso moría poco después en el proceso de rescate coordinado por técnicos de la consejería.

La autopsia determinó que su muerte se debió a una infección bacteriana favorecida por el estrés que sufrió el plantígrado al intentar zafarse de la trampa ilegal. Era el primer oso muerto en un lazo en los últimos 20 años.

viernes, 11 de enero de 2013

SEO/BirdLife, WWF y Ecologistas en Acción anuncian su personación en los tribunales ante el mayor caso de envenenamiento registrado en España



  • Los hechos se produjeron en Tudela y Cintrúenigo (Navarra) el pasado mes de julio, donde murieron más de 120 aves rapaces.
  • Las ONG denuncian la pasividad de la Administración Navarra para tomar medidas de cierre de cotos de caza y de recuperación del entorno. 

Las ONG ambientales han anunciado su personación en los tribunales por el mayor caso de veneno registrado en España en la última década. El veneno utilizado en los cotos de Montes del Cierzo y de Monte Alto (Tudela) y de Cintruénigo puede haber sido el causante de la muerte de más de 120 aves rapaces, entre ellas milanos reales, alimoches, milanos negros, aguiluchos laguneros y buitres leonados.

En este caso, y como resultado de las investigaciones de la Policía Foral de Navarra se detuvo y se puso a disposición judicial a cinco personas. Son el presidente, el guarda y un vocal del coto de Montes del Cierzo; el presidente del coto de Cintruénigo; y una quinta persona que pudiera estar relacionada con los envenenamientos detectados en el coto de Monte Alto.

Las tres organizaciones ambientales han denunciado los retrasos por parte de la administración Navarra para tomar medidas encaminadas al cierre de los cotos de caza implicados y a la recuperación del entorno. Estas actuaciones son imprescindibles para compensar el grave impacto del uso de veneno en las poblaciones de rapaces de la región, sin embargo la Administración no ha avanzado en su tramitación.

Leer la noticia completa en SEO.org

domingo, 23 de diciembre de 2012

Condenan a un matrimonio a 20 meses de prisión por la muerte de un lince


Jaén, 21 dic (EFE).- El Juzgado de lo Penal número 1 de Jaén ha condenado a un matrimonio a veinte meses de prisión y al pago de 115.000 euros por la muerte de un lince ibérico que falleció por la colocación de cebos envenenados en una finca de Andújar (Jaén) el 17 de octubre del 2008.

Según informa ideal.es, la sentencia, contra la que cabe recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Jaén, considera que la entrada en la finca por parte de los agentes de la autoridad fue correcta y que las muestras recogidas sobre el terreno constituyen una prueba válida ante un tribunal.

De esta manera no se atiende la nulidad de las actuaciones solicitada por la defensa en un juicio en el que los dos acusados negaron tener ninguna relación con la colocación de cebos envenenados.

Por estos hechos la Fiscalía solicitaba dos años de prisión, petición a la que se sumaron las acusaciones particulares. EFE